Group Picture of The Law Offices of Mark Sherman, LLC

Posesión de Pornografía Infantil (Parte 2 de 3)

Posesión de Pornografía Infantil
(Parte 2 de 3)

Oprima acá para regresar a Parte 1

¿Qué es Pornografía Infantil?

Nuestros clientes nos preguntan frecuentemente cómo determinar qué es legal y qué es ilegal en cuanto a pornografía, sabiendo las múltiples formas de pornografía legal que existen. La ley de Connecticut define la “pornografía infantil” como cualquier fotografía, largometraje, video, película, dibujo o imagen generada por un computador que contenga a una persona menor de dieciséis años de edad, participando en conducta sexual explícita. “Conducta sexual explícita” quiere decir cualquiera de las siguientes:

  • Contacto sexual o coito real o simulado
  • Zoofilia
  • Masturbación
  • Abuso sádico masoquista
  • Exposición innecesaria de los genitales o zona púbica de una persona.

Aunque la definición es útil, no es de gran consuelo para la audiencia del porno. ¿Cómo se supone que sepan si están viendo a una persona de quince, dieciséis, diecisiete o dieciocho años? La respuesta es: no es posible saber la edad de estas personas y aun así, las leyes estatales y federales en contra de la pornografía infantil responsabilizan estrictamente del contenido descargado, visto y distribuido en internet, a quienes descargan y ven pornografía. La responsabilidad de asegurarse de que no está infringiendo la ley y que no está viendo pornografía ilegal, recae sobre quien descarga o utiliza el contenido al final de la cadena. Es más, los títulos de los archivos de pornografía de estas redes P2P, pueden ser intencionalmente engañosos. Por ejemplo, un archivo llamado “Niñera pornografía – LEGAL” o “Chicas universitarias – LEGAL” podría contener imágenes de menores de dieciséis años participando en conductas sexuales explícitas. Por tal razón, aconsejamos a nuestros clientes no descargar ningún tipo de pornografía de internet. El riesgo es demasiado alto.

Castigos Por Posesión de Pornografía Infantil en Connecticut

En Connecticut, existen tres tipos de acusaciones por posesión de pornografía infantil. Cada tipo de acusación es un delito mayor y de ser condenado, cada uno requiere algún tipo de registro como agresor sexual, libertad condicional y tratamiento por agresión sexual y cárcel de cumplimiento obligatorio. El grado del que se le acuse, generalmente depende de la cantidad de imágenes que supuestamente encuentren en su poder. Sin embargo, con la proliferación de películas y clips de video en internet, especialmente en la industria de la pornografía cibernética, en efecto la ley considera un video o película de internet de dos minutos, una compilación de cientos de imágenes individuales, lo que le facilita a las autoridades acusarlo de posesión de pornografía infantil en primer grado.

Posesión de Pornografía Infantil en Primer Grado - CGS § 53a-196d

La posesión de pornografía infantil en primer grado, tal y como está codificada en la ley CGS § 53a-196d, le prohíbe poseer, deliberadamente, (a) 50 o más imágenes de pornografía infantil, o (b) una o más imágenes de pornografía infantil que representen imposición o amenaza de imposición de lesión física. En Connecticut, posesión de pornografía infantil en primer grado es castigable con hasta 20 años de cárcel, 20 años de libertad condicional bajo la categoría de agresor sexual, registro como agresor sexual y una multa máxima de $15,000. Tal vez lo más alarmante con respecto a una acusación por pornografía infantil en primer grado en Connecticut, es que una condena por dicho delito exige una sentencia mínima de 5 años de cárcel de cumplimiento obligatorio, la cual no puede reducir ni suspender un tribunal. Con semejantes castigos de por medio, el riesgo es demasiado alto para las personas acusadas de pornografía infantil en primer grado. Por consiguiente, debe contratar un buen abogado penalista de Stamford tan pronto como se entere de que lo están investigando por posesión de pornografía infantil.

Posesión de Pornografía Infantil en Segundo y Tercer Grado

La posesión de pornografía infantil en segundo grado, como se encuentra codificada en la ley CGS § 53a-196e, prohíbe poseer de forma intencional entre 20 y 49 imágenes de pornografía infantil. Una condena por este delito grave puede acarrear hasta 10 años de cárcel, una multa de $10,000, registro como agresor sexual y 20 años de libertad condicional bajo la categoría de agresor sexual. Una condena por este delito también requiere un mínimo de dos años de cárcel, sin derecho a suspensión o rebaja por parte de un tribunal.

Posesión de pornografía infantil en tercer grado, según la ley CGS § 53a-196f, prohíbe que una persona tenga, con justo conocimiento, menos de 20 imágenes de pornografía infantil. Una condena por este delito grave es castigable con hasta 5 años de cárcel, 20 años de libertad condicional bajo la categoría de agresor sexual, registro como agresor sexual y una multa máxima de $5,000. Al igual que los grados más graves, una condena por posesión de pornografía infantil en tercer grado conlleva una pena de un año de cárcel de obligatorio cumplimiento, sin derecho a rebaja o suspensión por parte de un tribunal.

Como puede ver, el número de imágenes que encuentren en su poder, es crucial para definir el grado de posesión de pornografía infantil imputado en su contra en el Estado de Connecticut. De tal manera que, cuando consulte con un buen abogado penalista experto en casos de pornografía infantil en Connecticut, debe conversar con él sobre la posibilidad de que un especialista en auditoría informática examine independientemente el equipo decomisado, para que le ayude a su equipo de defensores a determinar exactamente cuántas imágenes ilegales había realmente guardadas en su computador.

Continúe Leyendo… Posesión de Pornografía Infantil, parte 3 de 3
(Como pelear los cargos, Riesgos de ser acusado paralelo y mucho más)