Group Picture of The Law Offices of Mark Sherman, LLC

Acecho (Parte 2 de 3)

Acecho
(Parte 2 de 3)

Da click aqui para regresar a la Parte 1
Acecho en Tercer Grado Según la Ley CGS § 53a-181E y Castigos

El cargo menos grave en Connecticut por acecho, es acecho en tercer grado según la ley CGS § 53a-181e. Usted es culpable de este cargo si, imprudentemente (contrario a intencional o deliberadamente), hace que otra persona tema racionalmente por su integridad física al seguirla o esperarla. Este delito de acecho es un delito menor clase B y se penaliza hasta con 6 meses de cárcel, un máximo de $1,000 de multa y libertad condicional. Acechar imprudentemente a alguien puede ser tan inofensivo como seguir a alguien muy de cerca con el automóvil. De hecho, la ley de Connecticut ni siquiera requiere que usted pronuncie una palabra o realice algún tipo de amenaza verbal para ser culpable de acecho; razón demás para consultar a un buen abogado penalista de Stamford, antes de defenderse usted mismo por un cargo de acecho en Connecticut.

Acecho en Segundo Grado Según la Ley Cgs § 53A-181D y Castigos

El acecho en segundo grado según la ley CGS 53a-181d es un delito menor clase A. Usted es culpable del cargo de acecho en segundo grado en Connecticut, si intencionalmente hace que otra persona tema por su integridad física al seguirla o esperarla, logrando que sienta temor razonable por su seguridad física. Una condena por este delito en particular podría resultar en un máximo de un año de cárcel, una multa de $2,000 y libertad condicional. Como podrá ver, los dos elementos claves de este delito son (1) intentar de forma intencional que alguien sienta temor y (2) de hecho causarle temor al seguirla. El primer elemento se centra en su propósito y el segundo se correlaciona con el estado mental de la víctima (algo que se escapa del control del acusado). Más adelante hablamos sobre cómo se pueden disputar eficazmente estos elementos, con una defensa bien planeada y agresiva contra un arresto por acecho en Connecticut.

Acecho en Primer Grado Según la Ley CGS § 53a-181C y castigos

Por último, el cargo más grave por acecho es acecho en primer grado según la ley CGS § 53a-181c. Este se da cuando usted comete acecho en segundo grado y (1) usted ya había sido condenado anteriormente por acecho en primer o segundo grado, o (2) con su conducta incumplió una orden judicial vigente en ese momento, o (3) la víctima es menor de 16 años. Acecho en primer grado según la ley 53a-181c es un delito grave clase D, lo cual significa que es castigable con hasta 5 años de cárcel, una multa máxima de $5,000 y libertad condicional. Es claro que los castigos aumentan en un arresto por acecho en primer grado y no se pueden tomar a la ligera.

¿Seguir a su Cónyuge Infiel o Contratar a un Investigador Privado Para Seguir a su Cónyuge Infiel lo Expone a un Arresto por Acecho en Connecticut?

Frecuentemente, recibimos llamadas de los mejores abogados de familia de Stamford y Connecticut preguntándonos si sus clientes tienen permitido seguir o rastrear a sus supuestos cónyuges infieles. Esta es un área bastante oscura de la ley y la policía y la fiscalía tienen poca tolerancia ante los cónyuges que llevan al límite las leyes de acecho en estos casos. De tal manera que si usted está contemplando la posibilidad de seguir a su esposo o esposa o contratar a alguien para que vigile o siga a su esposo o esposa infiel, debe utilizar un investigador privado experimentado y con licencia, que esté asesorado por un buen abogado penalista de Greenwich o Stamford. Con frecuencia vemos cónyuges enojados o abandonados que hacen justicia por su propia cuenta e instalan sistemas de rastreo (GPS) en las pertenencias de sus cónyuges o instalan cámaras espías o cámaras para niñeras en áreas de la casa donde se espera que el cónyuge tenga derecho a tener privacidad. Tenga mucho cuidado, ya que podría estarle siguiendo muy de cerca los pasos a un arresto por el delito mayor de voyerismo según la ley de Connecticut CGS 53a-189a. Antes de apresurarse, asegúrese de consultar con un abogado penal de Stamford que sea talentoso y experimentado, para entender la mecánica y las legalidades de las tácticas de vigilancia adecuadas. Lo último que necesita en estas volátiles situaciones de divorcio es un arresto; así que mejor asegúrese bien antes de hacer algo y llame a un investigador privado recomendado por su abogado penal o de familia.

Continúe Leyendo… Acecho, Parte 3 de 3
(Como pelear un arresto de acecho y mucho más.)